losguionistas.com.ar

. Bienvenido a losGuionistas.com.ar  !  29 Mar, 2017 - 02:23   
.
.
.
Síguenos en Facebook
.

Menú Principal
.
· Inicio
· Entrevistas
· Búsqueda Avanzada
· Temas
· Links
· FAQ
· Feeds RSS
· Recomiéndanos
· Contáctanos
· Quiénes somos
· Enviar Noticias

Miembros
.
Bienvenido Invitado

El registro es completamente gratuito y podrás acceder a todas las partes de la web
Puedes registrarte aquí
Usuario:


Contraseña:


Recuerdame

Miembros:  Miembros:
Ultimo:  Nuevos Hoy: 0
Ultimo:  Nuevos Ayer: 0
Ultimo:  Total: 5217
Ultimo:  Ultimo:
titynucynix
Miembros:  Conectados
Miembros:  Miembros: 0
Invitados:  Invitados: 3
Total:  Total: 3

Secciones
.
· Docentes
· Cursos y Talleres
· Escuelas de Cine
· Scriptdoctors
· Otros
· Propiedad Intelectual

Suscribite al Newsletter
.
Correo electrónico:

Búsqueda
.
Google

.
. . .
Entrevistas: Santiago Fernández Calvete
1742 lecturas
 
.
.
Guionistas Cercanos al estreno de "La Segunda Muerte", losguionistas.com.ar charló con Santiago Fernández Calvete, guionista y director de la película. A continuación, la entrevista.
Estás por estrenar “La Segunda Muerte”, tu primer largometraje como director, pero no tu primer guión de cine. ¿De qué trata? ¿Cómo se gestó la idea?
La segunda muerte es una mezcla muy extraña de géneros. Tiene algo de policial, algo de fantástico y algo de terror. Cuenta la historia de Alba Aiello (interpretada maravillosamente por Agustina Lecouna) que es una policía que está en un pueblo olvidado tratando de escapar de su pasado. Allí comienzan a aparecer unos muertos incinerados que parecen haber estado rezando. Alba no puede comprender qué está pasando y la ayuda un chico clarividente que ve el pasado de la gente tocando fotos. Cuando el chico toca fotos de los muertos, le revela a Alba que la asesina es la Virgen María. La película, dicha así, parece bastante bizarra, pero no lo es. Es una película que usa el género para contar una histórica acerca del pasado que nunca nos suelta.
La idea salió de una charla con amigos en la adolescencia y quedó latente hasta el 2007, allí comencé la primera versión del guión que terminó filmándose a fines del 2010.
¿Tuviste consultorías para escribirlo?
No, no tuve oficialmente consultorías. Pero sí algunos colegas leyeron las distintas versiones y fueron ayudando a que tomara su forma final.

¿Cuántas versiones fueron? ¿Cómo fue mutando la idea original que tenías del guión antes del rodaje?
Fueron muchísimas versiones, algunas cambiaban por razones narrativas y otras, por cuestiones presupuestarias. Creo que el cambio más significativo fue pasar de un protagonista masculino a una protagonista mujer. Fue idea del productor, porque a él le gustaba la idea de trabajar con Lecouna; y me pareció una decisión buenísima no solo por lo que Lecouna terminó aportando a la película sino porque de alguna manera el tema de la relación madre-hijo era un subtema importante y la relación que se dio con la policía Alba y el chico clarividente aportó mucho a esa línea.

¿Cómo trabajaste el género del guión? ¿Los diálogos?
Yo trabajé la historia que me fue saliendo sin encasillarme en ningún género. De esa manera logré cierta libertad para esquivar los clichés. Por ejemplo, en cuanto al policial, no hay una investigación fuerte, no es la típica historia de la detective que está justo a punto de retirarse y le llega un caso para redimirse. Es más, la investigación no es para mí tan importante, porque para mí las relaciones entre los personajes son más interesantes que cualquier otra cosa.
Creo que esa libertad la volvió una película interesante para programar en varios festivales, es realmente diferente. Para bien o para mal. Estará el espectador de género clásico que dirá que le faltan tiros, sangre, y gente en bolas (risas), pero a mí eso no me interesaba para esta película, me parece un circo romano de cuarta poner todo eso porque sí.
Algo extraño que sucede es que la gente ve el tráiler y dice “no parece argentina” y a mí eso por un lado me hace sentir bien, porque en realidad lo que están diciendo es que está buena, pero por otro lado me da bronca que se tenga un prejuicio tan grande por el cine nacional que es muy bueno y que en cine de género, puntualmente, está dando saltos cualitativos exponenciales.
Con los diálogos trabajo siempre igual, hago que los personajes escupan lo que deban escupir y luego los voy puliendo hasta el hartazgo. Me gusta que los personajes hablen y mucho! Y además me gustan los diálogos diametralmente opuestos al costumbrismo.

Sos un activo guionista de la industria cinematográfica y televisiva. ¿Cómo es congeniar los dos formatos? ¿Se cruzan? ¿Se invaden?

Bueno, la aparición de los canales estatales nos dio trabajo a más de uno. No trabajé como guionista para los clásicos canales de aire. Lo bueno de esa frecuencia de trabajo que logré con la TV (Encuentro, DeporTV, y algunas cosas para Discovery o Infinito) es que me ayuda a aceitar los dedos y a ser cada vez más claro y más simple para contar las cosas. Uno siempre tiene la tentación de complicarlo todo y la escritura para TV ayuda a balancear eso.
Creo que hoy no existe algo llamado televisivo o cinematográfico. Ni en términos narrativos ni de realización. Hoy hay películas que podríamos llamar televisivas, y series que podríamos llamar cinematográficas. Pero ambos formatos se nutren mutuamente, lo que funciona en un lado, se va para el otro y así.

Has trabajado como guionista de varios documentales para cable (Encuentro, TDA, Discovery, Infinito, entre otros) ¿Cómo es el trabajo del guionista de documental?
El documental es algo que naturalmente no me nace. Yo prefiero escribir ficción, pero al mismo tiempo me encanta la historia y la investigación, así es que cada tanto me llegan trabajos muy interesantes a los que le pongo toda la pasión y la misma dedicación que a mi propia película, como la serie Revoluciones (Canal Encuentro) o el documental Quién Mató a Pablo Escobar?, del que tanto se habla hoy.
El trabajo es leer y conocer el tema lo más a fondo posible y luego es ordenar la información de manera tal que se entienda y se potencie la historia.

¿Qué pasó con tu primer guión “El sueño de marfil” que fue finalista en Opera Prima? ¿Se hizo? ¿Sigue en el cajón? ¿Te gustaría filmarlo? ¿Volviste a presentarlo?
¡Uy! ¡Qué memoria tenés! (más risas) Ese guión fue el primero que escribí. Fue suplente de ópera prima en 1998 y en 2005 fue semifinalista de un concurso en EE.UU. así que digamos que viene pegando en el palo. Hoy es un proyecto irrealizable a menos que se haga en animación, porque es una película de aventuras y fantasía muy costosa para hacerla con actores. Lo tengo novelado a ver si así lo hago ver la luz. Es mi niño mimado ese guión.

Sos consultor de guión (ScriptDoctor) ¿Cómo es ese trabajo?
Es muy interesante también, porque me encanta leer guiones, descubrir colegas, encontrar sorpresas en las decisiones que otro guionista tomó. El trabajo es simple, se trata de leer y encontrar puntos fuertes y puntos débiles en un guión para ayudar a que el autor pueda mejorarlo. Es un trabajo muy intenso, me encanta, porque tengo esa veta de docente/asistente de dirección (fui ambas cosas) que me entusiasma ayudar al otro a lograr lo que quiere.

Escribiste guiones para directores de otros países como Panamá... ¿Cómo fue ese trabajo?
En Panamá escribí un largometraje por encargo, es una historia basada en un hecho verídico en el que una monja y una asistente social viajan incomunicadas a la selva a encontrar al padre de una chica que está sola y embarazada en la ciudad. Fue una experiencia apasionante porque conocí otra cultura, otro país e incluso a la protagonista de la historia (la asistente social), y junto con el director viajamos al corazón de la selva a conocer cada lugar en donde la historia había sucedido realmente. Ese proyecto busca financiación hoy día, de hecho aplicó a un mercado de proyectos nuevo que tendrá lugar en Panamá este año. Lo que tuvo de lindo ese proyecto es el sentir que tu trabajo vale tanto la pena que un director y productor te paga un viaje para que vayas y hagas lo que sabés hacer en otro país.

¿En qué otros proyectos estás trabajando?
En estos momentos estoy trabajando en dos guiones. Uno es el de mi próxima película como guionista y director (se llama provisoriamente Testigo Íntimo, aunque juro que cambiaré ese título) que se filmará a mediados de este año; y en una película de vampiros que se llama Visión Nocturna y que va corriendo un camino paralelo para más adelante.

Trailer: http://www.youtube.com/watch?v=1ryICxEhQIs



Enviar esta historia a un amigo  
.
. Enviado por: Redaccion el Martes, 11 Marzo, 2014 - 10:49   .
.
 
 
Enlaces relacionados
.
· Más sobre Guionistas
· Otras noticias publicadas por Redaccion


La noticia más leída en relación al tema Guionistas:
Luis Pascual en Argentina


.

Los logos y marcas en el sitio son propiedad de sus respectivos dueños. Los comentarios pertenecen a quienes los ponen, todo el resto (c) 2005 de losGuionistas.com.ar
Este sitio fue realizado con PostNuke.